El Rostro Amenazante.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Rostro Amenazante.

Mensaje por Yuragis el Miér Feb 20, 2013 12:14 pm

Esta es una historia muy mórbida, que se le conoce muy bien en Estados Unidos.

Es una de las más difíciles de hablar, porque es perturbadora.

Es un niño que vive en el sur de Estados Unidos, ¿verdad?, y que él le tiene miedo al agua. El niño le tenía un miedo terrible al agua. Su papá le había explicado que era porque de niño casi se ahoga. Y como buen padre, quién no, lo inscribe a clases de natación porque quiere que supere este miedo. Pero las clases de natación, así como los baños en la tina, no son sino el gatillo de una serie de sucesos que son francamente horribles.

Por ejemplo; cada vez que él está sumergido debajo del agua, el abre los ojos. Como todos lo abrimos debajo del agua alguna vez, sobre todo de jóvenes, jugando. Pero cuando el ve hacia arriba no tarda en aparecer como si fuera una especie de cuerpo celeste algo muy extraño, una cara. Una cara muy pálida. Y los cabellos se abren, y los ojos, muy claros y muy fríos, como si fueran dos pedazos de hielo. Y el rostro bajaba y se le acercaba cada vez más, cada vez más... Y obviamente, este niño se asustaba muchísimo.

Era un terror mudo, porque no podía compartir esta historia con los demás. A parte, el papá también tenía su carácter. Y a veces, uno omite contarle cosas a los padres de uno; pero en su caso, tenía un trauma muy grande. Y cada vez que él se daba un baño de bañera, o cada vez que iba a una piscina, o cada vez que estaba en un lugar que involucraba agua, ¿no? Tardaba tres o cuatro segundos hasta que esta cara extraña se materializaba. Esto lo tenía muy mal.

Paralelamente a eso, cuelga decir que este es un niño huérfano de madre. Es un niño con un papá.

Pero pasando los años, se hace adolescente. Cada vez que el tomaba baños, el lo sentía. Sabía que esa presencia, bastante morbosa, estaba ahí. Y no tardan en pasar algunos segundos antes de que se materializara, y lo empezara a ver otra vez.

Ya de adolescente, él sospechaba que podía ser la mamá. Una sospecha vaga. Porque a parte, no habían fotos de ella en la casa. El papá de algún modo, no lo permitía. Y tenía asustado al hijo, porque si pedía indicaciones, sabía que el papá se iba a molestar. Y un día, decide contestar al papá. "Yo quiero saber quién era mi mamá", "¿por qué no me hablas de ella?", "¿por qué ni siquiera me das el permiso, el derecho, de ver una foto?" "¿por qué?". "¿No ves que todos los demás tienen su mamá, y tú me vas a negar a mi una foto?

Y el papá, por supuesto, se molesta muchísimo. Entonces, el muchacho se enfurece, y le cuenta al papá lo que sucede cada vez que él se sumerge debajo del agua. "Cuando yo me sumerjo debajo del agua, veo un rostro así y así, con ojos azules y el rostro pálido", y muchos otros detalles que se pierden en esta historia.

Entonces, hay un momento muy íntimo, muy familiar, y hasta incluso un poco feo, porque el papá se pone a llorar. Y le dice, "¿sabes qué? Ese es el rostro de tu mamá". Era el rostro de su mamá. Pero el papá le dice "mira hijo, ¿sabes qué? Es que no quiero llorar más, por favor, déjame en paz".

Los próximos días la comunicación entre padre e hijo está cortada. Los dos en el fondo saben que eso se va a ir restableciendo, y que van a volver a estar contentos, pero él sabe que ya no le puede sacar más al papá. Así que el chico, decide ir a una biblioteca pública. Esto es Estados Unidos, donde tú puedes ir y revisar los periódicos de tiempos pasados, ¿verdad? Y este chico va. Y armado solamente con su apellido, el nombre de la madre y nada más, sale a la tarea y empieza a buscar. Se encuentra con más de lo que quizás el pudo soportar. ¿Saben por qué? Porque el consiguió finalmente no solo el obituario, sino la noticia de la muerte de su madre. Resulta que su papá la había matado.

Pero no fue un homicidio culposo, no, fue en defensa. Fue defendiendo a su propio hijo, de hecho. Porque esta señora, iba presentando problemas de enfermedad mental. Y ella había tratado de ahogar a su propio hijo.

Esto tiene algo muy particular. Y ya ha pasado muchas veces, que la información está muy sobre valorada. A este chico no le hizo nada bien saber esto. Sabe que este detalle criminal explica los sucesos que acontecieron mientras se sumergía debajo del agua.



Esto no se considera plagio (fapdog)

______________________________


El ceñudo Señor de los Muertos obedeció [la orden de Zeus] sonriendo,
pero antes de devolver la reina al aire libre, le brindó una granada para que comiera,
con lo que aseguró que volvería a él.

J. Frazer, La rama dorada, El rapto de Perséfone.
avatar
Yuragis

ATO Novato
ATO Novato

Tu Estado Never too Late.
Femenino Argentina
Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 17/02/2013
Localización : Estudio en Hogwarts. Y tal vez en un orfanato de Londres.
Humor : Avada Kedavra.
: Every you, every me - Placebo

ATOs : 1739
Reputación : 1

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.